No se puede estar parados ni tampoco conformarse con el sueldo que uno tiene, al menos ese es mi pensamiento. A no ser que tu jornal cubra todas tus necesidades y te conformes con la cantidad y te sobre, yo de ti buscaría la forma de contar con una pequeña actividad que me proporcionase una segunda vía de ingresos, que me permitiera tener la oportunidad de llegar a fin de mes de forma más cómoda, o simplemente, me permitiera llegar a fin de mes.

No es imposible ni nada extraño buscar alternativas

Si vives con lo que ganas de tu principal fuente de ingresos, es decir, tu trabajo, lo más probable es que solamente vivas para pagar, para cubrir los recibos mensuales, algún que otro antojo mínimo y tu capacidad de ahorro sea prácticamente inexistente. Y ojo, tendríamos que estar agradecidos por tener esto y no estar en la cola del paro, pero lo permíteme que te lo diga: ¡Yo no me conformo!

Quien me conoce ya no se asusta, pero me resulta interesante la reacción de muchas personas con las que hablas en el día a día cuando les dices: “Sí, aparte de trabajar en las telecomunicaciones me saco un pequeño extra redactando contenidos para agencias de marketing.” Se quedan pensando y te miran como si acabasen de escuchar por primera vez que había trabajos como ése. ¡Y además remunerados! La siguiente pregunta siempre es la misma: “¿Y yo podría escribir también para esa gente?” Claro señora!!

Segunda vía de ingresos equivale a segunda oportunidad

Resulta que la mayoría de los seres humanos que habitamos el planeta y tenemos “la suerte” de tener un trabajo, éste no es el que nos gustaría tener, no cumple con nuestras expectativas y está muy lejos de presentarse como el trabajo de nuestros sueños, aquél en el que trabajaríamos con pasión y no por obligación de cubrir pagos.

Entonces, ¿Por qué castigarnos más con una segunda vía de ingresos que tampoco nos guste? Dedicar unas horas a hacer algo que nos llene internamente, algo que no suponga un esfuerzo como tal, sino que apenas tengamos reparos en desarrollar un proyecto sea la hora que sea. Algo que se nos dé francamente bien o deseemos aprender más porque siempre ha sido una afición.

La mayoría pasa de 0 a 100; “No sabía que Internet valiera para esto, quiero ser multimillonario”

El grueso de la población que te rodea no contempla Internet como un medio con el que ganar dinero. Ellos compran, cada vez hacen más pedidos en Amazon, en el supermercado e incluso consultan toda la información que necesitan desde aquí, sin embargo, no se han parado a pensar en las posibilidades que les proporciona la red para llevar a cabo algún proyecto que tengan en mente, la mayoría considera que eso es muy difícil y que ya está casi todo inventado. No les falta razón, es muy difícil porque nadie regala nada.

La cuestión es no pensar en Bill Gates, ni en Bezos, Elon Musk ni tampoco en Larry Page, esos no nos sirven como referentes porque tenemos que ser realistas y disponer de unas metas que se puedan alcanzar. Siento privarte del sueño de ser multimillonario, pero creo que antes deberías descubrir cuáles son tus pasiones y qué es lo que podrías hacer para/por otros a fin de ganar un extra todos los meses.

¿Qué podrías hacer online que te proporcionase unos ingresos?

Para que te hagas una idea, a mí me gusta escribir, descubrí que me interesaba ese campo y consideraba que se me daba malamente regular, y aquí estoy. Escribo contenidos y todos los días me dedico a hacer algo que me llena y por lo que me pagan un pequeño extra que ayuda a pasar las penurias del siguiente mes. ¡Así es la vida querida señora!, ¡Luchar, luchar y luchar!

¿Qué es lo que te gusta a ti? Quizá te guste escribir también, pero puede que aún no seas consciente que, tus amigos o familia, poseen recursos que puedas explotar y te guste llevarlos al mundo online. Para que te hagas una idea, creo que lo mejor es que ponga unos casos reales con los que podrías sentirte identificado/a, quizá despierte tu interés de esta forma:

  • Benditos fabricantes. Mi amigo Antonio tiene una fábrica de alfombrillas de coche. Podría preguntarle, ver cómo funciona el negocio y quizá le interese crear una tienda online para vender su producto. Recuerda que tienes la ventaja de conocer al fabricante, saltándote al intermediario, siempre es rentable la idea. ¿Conoces a alguien que lleve la gestión de una fábrica?
  • Redacción. Me gusta sentarme a escribir contenidos relacionados con la nutrición, la salud y el deporte, creo que se me da bien. Tener algún amigo/a nutricionista o fisioterapeuta podría permitirme plantear la opción de crear sus blogs y mantenerlos al día en publicaciones. ¿Conoces algún fisio? Lo mismo pasa con cualquier otra temática.
  • Diseño Web. Soy capaz de lanzar una web que te cagas. ¿Y si contemplara la opción de vender mis habilidades a pequeños emprendedores y comerciantes que desean lanzar su web corporativa?
  • Repostería virtual. Mi hermana tiene un don para la cocina, haga lo que haga sale de maravilla, además de que le gusta aprender. Quizá sea buena idea crear un canal de vídeos en el que compartir sus proezas culinarias y conocimientos. Crear un Blog e incluso un libro de recetas llegado el momento.
  • Gastronomía. En general, cualquier tipo de blog si consigue tener muchas visitas, éstas se pueden traducir en ingresos por publicidad u otros servicios. Me gusta saborear y opinar sobre mis visitas a los restaurantes, GourmetManía, para que veas que todo son casos reales y alguna de estas opciones ya las estoy desarrollando.

Solo es cuestión de sentarse, pensar en todos y todo lo que nos rodea y aprovechar las oportunidades que se nos presentan.

De lo que sí estoy seguro es que, comprando manuales de autoayuda copiados de otros, comprando guías definitivas para ganar dinero, leyendo las burradas que veo por ahí sobre invertir una cantidad y esperar a que se multiplique sola, y demás basura, lo único que harás es cansarte y decepcionarte con algo que podría haber sido mucho más bonito y lucrativo.

Conócete primero, analiza el entorno y actúa en consecuencia

No te lo van a regalar, pero no permitas que nadie te impida desarrollar una segunda vía de ingresos. Se puede conseguir y puedes disfrutar de unos pequeños ingresos, solamente debes ser paciente y tener claro que te gusta, porque si no te gusta estaríamos en el mismo punto de partida, sin pasión ni voluntad, más que la del propio dinero, no llegarás a ninguna parte.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn