Automotivación; Nadie te va a ayudar más que tú

A menudo pensamos y reflexionamos sobre lo dura que es la vida, resoplamos cuando recordamos épocas difíciles y muchas veces echamos de menos el empuje de aquellos que nos rodeaban y en teoría apoyaban. Creíamos que iban a estar ahí, pero no había nadie. La automotivación es precisamente el ingrediente que necesitamos.

…Sabíamos lo complicado que era y lo bien que habría venido una simple palmadita en la espalda, lo mucho que nos habría ayudado, pero nos quedamos a oscuras, asombrándonos con aquello que sucede todos los días pero que ignorábamos: estábamos completamente abandonados, aquella realidad paralela que vivíamos llegaba a su fin cuando venían mal dadas… ¿Te suena esta situación?

Todos tenemos, o hemos tenido, a alguien que sabemos que no nos va a fallar, todos conocemos lo que es el apoyo incondicional y desearíamos tenerlo más a menudo. Pero ¿Qué pasa con el resto de las personas?, ¿Qué carajo pasa por su cabeza?, ¿A caso tendremos que conformarnos con ese pequeño porcentaje de retorno? Pues sí, da igual las veces que hayas sido un apoyo, da igual el esfuerzo que hagas por alguien e importa mucho menos las veces que te hayas involucrado en sus problemas con tal de ayudarles a buscar una solución, llegado el momento, te abandonarán si tienen que hacerlo. ¡Asúmelo! Si das algo, hazlo de forma desinteresada, nunca esperes ese feedback.

El egoísmo ha sido siempre la plaga de la sociedad, y lo que es más, mucho peor es la condición de esa sociedad.

Bien lo decía ya en su día Giacomo Leopardi y razón no le faltaba a este señor. Es cierto y tristemente duro, lo sé, pero no nos vamos a deprimir ahora por una evidencia que, seguramente ya habrás saboreado en más de una ocasión. El egoísmo no es ni bueno ni malo, todo depende de la finalidad y los efectos que éste tenga cuando lo apliquemos. Obviamente, que nos den la espalda cuando más lo necesitamos es una gran putada, pero fíjate que considero que es necesario y obligatorio.

Necesario porque tenemos que aprender de una vez que nadie mira más por uno que uno mismo, y obligatorio porque así es como se aprende y forja nuestra forma de ser, de crecer. Avanzar en la vida suena a coach motivacional, pero querido mío/a, si no quieres vivir en una constante decepción con el mundo, debes aprender a entender a éste, y cuando digo éste me refiero a todo lo que contiene, incluidas las personas que te van a fallar una y otra vez. Por eso me reafirmo cuando aseguro que la automotivación nos permite poder avanzar, sin ella estaríamos realmente perdidos.

Lo bueno de todo es que puedes prepararte, puedes aprender a confiar, a dar, a recibir, a dormir en paz y seguir adelante de forma autónoma si se requiere.

Eres tú la única persona en este planeta que se conoce completamente, eres tú la parte más implicada, tanto en lo bueno como en lo malo. Entonces, ¿Por qué depender y esperar algo de los demás? Si te fallan estás jodido, mientras que si te ayudan estarás en deuda, y créeme cuando te digo que a veces las deudas se pagan a un precio muy alto.

Si estás atravesando un momento difícil, si te ves agobiada, si estás solo, si necesitas hablar con alguien o precisas de una mano que te ayude a salir adelante, muévete, pon de tu parte, convéncete de que el primer paso ha de ser tuyo, de que los medios y la predisposición deben salir de tu voluntad, y cuando comprendas esto y lo apliques, comprobarás cómo es posible todo lo que te propongas, te ayuden los demás o no. No suplicarás por ayuda y ni mucho menos te decepcionarás.

Pero, ¿Y qué podemos hacer para comenzar a querernos a nosotros mismos?

Lo primero que hago todas las mañanas es darme las gracias ante la fuerza de voluntad que tengo por seguir adelante en esta época ruinosa que atravieso. Así, como lo lees. Y si no estoy conforme, ¿Cómo es posible que te dé estos consejos mientras yo no hago un cambio radical en mi vida? Porque, además de que esto no es una película, en la vida real las decisiones normalmente se deben tomar con argumentos de peso y las acciones tienen consecuencias.

Pero eso no me desanima, al revés, la automotivación me permite despertar cada mañana y sentirme orgulloso del pasito que voy dando encaminado siempre hacia la solución de mis problemas. Por lento que ande, sé que voy en la dirección correcta, aunque a veces tenga que pararme a repostar o pinche una rueda.

  • Si no llegas a final de mes y estás amargado ante tal situación: ¿Estás haciendo algo por solucionarlo? Sabemos que de donde no hay no se puede sacar, pero ¿Has valorado la opción de hacer alguna actividad/trabajo adicional que te pueda aportar un extra a fin de mes? Si esperas a la lotería o al rescate bancario, estás jodido. Servidor se dedica a la redacción de contenido todas las noches antes de irse a dormir. Me gusta y gano dinero, aunque llegue a casa destrozado por el trabajo diario y prefiera ver una película o irme a dormir, me siento y le doy al teclado. El que quiere peces, se debe mojar el culo, gran frase de mi señora madre. Gracias a esto, voy dando pequeños pasitos. ¿Has contemplado la idea de hacer algo parecido?
  • Si tienes un problema sentimental y no te deja dormir: Si ya lo has intentado todo, ¿Por qué no te quieres y valoras un poco más? Quizá sea el momento de dejar de intentarlo, dejar de ir a contracorriente y comenzar a quererte a ti, de superarlo dedicándote tiempo a ti y a tus amistades, de apoyarte en ellas y en actividades como el deporte, que no te imaginas lo que ayuda a desconectar y reorganizar los pensamientos. Hay ocasiones en las que no merece la pena seguir amargado.
  • Y hablando de amargados, ¿Te tiene amargada una persona?: Conozco amigos que viven con alguien a la que realmente no quieren. A veces lo pienso, lo considero como … bah! A la mierda, no lo considero de ninguna manera! No quiero esa vida para mí. Valoro mucho más pasar un tiempo conmigo mismo que con alguien que realmente no me llena. Si estás dalo todo, pero si no lo vas a hacer porque te has conformado o te aterra verte sol@, tienes un problema realmente importante. Saca el valor de apostar por ello o ponerle fin, recuerda que hablamos de mejorar nuestras vidas, no la de los demás. No le debes nada a nadie.

Pequeños actos generan grandes cambios, eso es una verdad como una catedral

Admito que es complicado valorar los consejos que nos dan, más aún si nos los tenemos que proporcionar nosotros mismos, pero para poder salir adelante es fundamental que empieces por ti, por conocerte y saber realmente qué es lo que quieres, dejando a un lado cualquier tipo de persona o hábito que pudiera interferir negativamente.

Empieza poco a poco, haz como yo, da pasitos. No hay prisa, pero tu mente tiene que sentir que hay predisposición por hacerlo, debe saber que todos los días se premia el esfuerzo por seguir adelante y continuar predispuestos a ser felices aun teniendo en contra todos los elementos habidos y por haber.

Nadie dijo que fuera fácil

Imagen

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Redactor de contenidos, ex-yonki del amor y ex-tremadamente feo. Me gusta escribir también en mis ratos libres.