Sobre Andrés Garrido

 ¿Quién es Andrés Garrido?

Esta pregunta me la he planteado yo mil veces y todavía no lo tengo claro.

Imagino que si has llegado hasta aquí es precisamente porque quieres saber algo más del pirao que escribe en este Blog. Y haces bien, pues no te quitaré ese placer, pero como soy un poquito cabroncete, ahí va con una historia pa morirse del aburrimiento:

Alicante…

Todo empezó en Alicante allá por el 88. Andrés me llamaron y así me quedé.

Alicantino y aficionado al Hércules, el equipo de fútbol más inestable del fútbol español. Pero aquí como en el amor, lo que manda es el corazón. Y aquí estoy, consciente pero sufriendo como si no hubiera un mañana.

Me encanta la bici, el padel, la fotografía y el humor, pero con los años me voy haciendo claramente selectivo e incluso borde, lo sé, qué asco, pero es buena señal: Maduras y te das cuenta que no tienes que preocuparte por todo el mundo.

Ahora me ha dado por el Marketing, pero también le meto caña a la informática y durante 9 horas al día me dedico al sector de las telecomunicaciones. Aunque mi verdadera pasión es escribir textos.

¿Por qué aquí y ahora?

Siempre me ha gustado entrar en la red y seguir a los demás sin hacer ruido. Me gusta ser una especie de anónimo que devora información.  Alguien que se pasa la vida en modo aprendizaje continuo y cuando tiene la oportunidad, lo aplica en la vida real.

Tras un tiempo siguiendo a todo bloguero que despertase mi interés, creció en mi el gusanillo de intentarlo, de mostrarme al mundo tal y como era, aunque por un largo tiempo, solo tuve a mi madre y a mi abuela -que en paz descanse- como únicas lectoras.

Entonces empecé a escribir, en mi blog y para todo aquél que lo necesitase. Así es como tomó forma la idea de ser redactor de contenidos. Por una parte me ponía identidad y por la otra escribía desde el anonimato ganando unos dineros que no venían nada mal.

Empecé desde la nada, cobraba lo más indecente que te puedas imaginar y dediqué más de 12 horas diarias sentado frente al teclado. Y, aunque a día de hoy siga siendo un mierdecilla con mucho por aprender, tuve la suerte de llegar a trabajar para marcas y particulares referentes en España y otros países como Colombia, Ecuador y Argentina.

Reduje las horas empleadas y los ingresos comenzaron a ir creciendo poco a poco, sin pausa y con mucha ilusión. Pasé de pequeños posts a grandes redacciones. ¡Incluso me encargaron algún que otro libro! Los cuales no pienso citar :P.

Hasta que un día…

La vida laboral volvió a por mi. Ajena a mi ilusión por continuar redactando contenidos, y con la idea de hacer de éste hobby un trabajo estable, legal y próspero, apareció la necesidad de retomar mis obligaciones laborales si no quería añadir un espacio en blanco considerable en mi informe de vida laboral.

No tenía tiempo para más, por lo que las propias circunstancias del momento me llevaron a aparcar la idea de continuar como redactor y bloguero. ¡Una pena!

¡Pero ahora he vuelto! (Otra pena)

Han vuelto las ganas de retomar el blog, de generar contenido y poder compartirlo contigo. Sí, de una forma que quizá no le guste a muchos, con algún taco, alguna palabra inventada e incluso alguna que otra incoherencia. Pero te diré un secreto:

Tu blog debe ser una extensión de tu forma de ser, de tu estilo, pensamientos e ideas. Si no le aplicas personalidad, será uno más, y yo estoy cansado de ver lo mismo una y otra vez

Espero que disfrutes leyendo el contenido tanto como lo hago yo redactando. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto conmigo. Y además, ahora hasta tengo una plataforma super guay del paraguay donde redactamos contenido.