Enfrentarse al fondo blanco del Word por primera vez no es sencillo, saber qué es lo que vas a escribir y cómo lo vas a transmitir son dos cuestiones básicas que han de estar claras mucho antes de ponerse manos a la obra.  Incluso cuando ya llevamos un tiempo redactando y publicando los textos, el gusanillo que sentimos antes de enviar el contenido sigue estando presente, y eso es bueno.

Hoy quiero mostrarte 6 consejos para escribir en tu blog, 6 recomendaciones que a un servidor siempre le han ayudado a la hora de preparar los contenidos y creo que tú también podrás aplicar en tu Blog.

  1. ¿Tienes un calendario de temas a tratar?

Fíjate que me refiero a temas a tratar, no días para publicar. Obviamente, cuantos más artículos publiques durante la semana, más enriqueces tu Blog, pero no es tan importante como saber de qué tratan los temas y cuándo es adecuado publicarlos.

Si vas a hablar sobre WordPress y su seguridad, ¿No crees que también vendría bien un tutorial que explique la instalación y ventajas de uno de esos plugins que ya has recomendado? Ahí ya tienes tu segundo artículo, y así puedes hacerlo con todo.

  1. Coge ideas, pero no las copies

Como ya sabes, escribir sobre algo realmente nuevo y original es algo bastante complejo, porque si buscas en la web, verás cómo algunos cientos de bloggers más ya han tratado tu tema, pero ¿Supone esto algún problema? Si lo tuviéramos que tener en cuenta posiblemente no exisitiría el 80% delos Blogs que hoy en día tenemos.

Coge ideas, lee mucho e infórmate. Estarás actualizada/o y podrás tratar cualquier tema siempre desde tu punto de vista, con tu visión particular y los detalles que tú consideres oportuno destacar. No copies  el contenido, no imites a los demás creyendo que así obtendrás un mayor reconocimiento, porque eso perjudica a quién lo redactó originalmente y a ti. Os restará originalidad y calidad.

  1. El tiempo es fudamental

Dedicarle a tu Blog unos minutos a la semana no es suficiente. Hay posts que requieren más de 2 horas solamente en su composición, por lo que te recomiendo que reserves una hora al día como mínimo. Esto permitirá que tus publicaciones no sean cortas y sin contenido útil, ya que habrás dispuesto de tiempo más que suficiente como para documentarte y plasmar más información en tus artículos.

Si eres de los que piensan que entrando un par de veces por semana a tu blog, y medio copiar un texto de otra web te van a salvar el culo, entonces permíteme que te diga que tus días están contados.

  1. Te tiene que gustar

El tema de ponerle pasión a lo que haces sé que está más que tratado y en algunas ocasiones soy hasta cansino, pero lo siento, si no te gusta lo que estás haciendo, ¿Qué puñetas estás haciendo aquí? Mantener un Blog no es un castigo, no es algo con lo que debas cargar ni tampoco ningún tipo de obligación impuesta. Y si lo tomas como un negocio puro y duro, tampoco tendrás más destinos que el fracaso.

El Blog es una oportunidad en forma de ventana virtual con la que puedes compartir tus ideas, conocimiento y pensamientos. Si con ello puedes sacarle algún tipo de rentabilidad, genial, pero escribir en tu Blog pensando únicamente en obtener beneficio económico, sin considerar si te gusta o no, es un suicidio.

  1. De vez en cuando viene bien una palmadita en la espalda

Es cierto, a todos nos gusta que reconozcan que lo estamos haciendo bien, y si nadie lo hace cuando lee nuestras publicaciones, es porque algo está fallando o que todavía es pronto para ser visibles en la red, por eso nunca viene mal compartir tu trabajo con tus círculos más próximos, para que valoren lo que haces y te den su impresión.

Mi madre ha aprendido a gestionar un blog y ahora ya conoce qué es WordPress gracias al coñazo que le he dado durante años, ya que todo lo que redactaba siempre pasaba primero por su filtro.

  1. Escribe para alguien

Tus lectores son personas como tú y como yo. Por desgracia o fortuna, los robots aun no tienen la cualidad de leerte y valorar tu calidad de una forma razonada a la vez que lógica. No hacen comentarios ni te preguntan cómo lo has hecho. ¡Pero las personas sí!

Una vez descubrí un consejo de Frank Scipion que me resultó verdaderamente útil; cuando escribas, hazlo para un personaje que tú mismo te hayas creado, es decir, invéntate el tipo de lector que quieres que te siga y dirígete a él. Ponle incluso hasta nombre, y escribe todos tus contenidos dirigidos hacia Pepito, tu lector favorito. Créeme, esto te ayudará mucho a escribir en tu Blog, ya que estás poniéndole cara a tus lectores.

Compártelo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn